Beca a mexicana para estudiar en GOBELINS

Guillermo del Toro, ganador del Oscar en 2018, y Cinépolis otorgaron la beca ANIMEXICO 2019 a Deborah Balboa, joven mexicana creativa, para estudiar la Maestría en Artes, Animación de Personajes y Realización de Cine Animado en GOBELINS, considerada como la mejor escuela de cine de animación en el mundo. Balboa, previamente admitida en la Maestría de GOBELINS, en París, utilizará la beca para cubrir sus gastos de vivienda y la matrícula escolar, la cual va de septiembre de 2019 a junio de 2021.

“Estamos muy contentos de poder contribuir con la formación de jóvenes mexicanos talentosos. Esta beca de arte, animación y realización de cine en GOBELINS será una excelente oportunidad para Deborah. No podríamos tener un mejor aliado que Guillermo del Toro. No solamente es uno de los mejores directores del mundo y un amigo cercano, sino también un ejemplo de compromiso social y apoyo al talento mexicano”, comentó Alejandro Ramírez, CEO de Cinépolis y presidente del FICM.

La beca ANIMEXICO es parte del programa de GOBELINS que busca promover la igualdad de oportunidades al expandirse a talentos de todo el mundo, como Deborah Balboa. La estudiante será parte de la Maestría en Artes 2019-2021, una clase conformada por 26 estudiantes de 16 nacionalidades diferentes.

“Estamos encantados de darle este reconocimiento a una joven artista como Deborah. Su motivación y su capacidad de trabajo son excepcionales. Su creatividad y entusiasmo serán bien recibidos en GOBELINS, lugar en el que conocerá talentos de todo el mundo y con quienes trabajará en conjunto en su primer proyecto cinematográfico para fortalecer sus habilidades”, indicó Cécile Blondel, directora de Desarrollo Internacional de GOBELINS.

Los criterios de selección fueron los siguientes:

  • Su excelencia técnica y artística
  • Su motivación
  • Su circunstancia socioeconómica

Este curso de animación permite a los estudiantes expandir sus conocimientos sobre realización y narrativa. Al final del programa, los alumnos se graduarán con un proyecto cinematográfico realizado en condiciones muy cercanas al mundo profesional. Los alumnos trabajarán en equipos, con lo que ampliarán la forma en la que ven el mundo y enriquecerán la experiencia al combinar culturas. El trabajo será reconocido en Francia y a nivel internacional.

¿Pero quién es Deborah Balboa?  Nació en México en 1993. Desde niña ha creado historias y personajes que la han acompañado a lo largo de su vida. Para ella, dibujar todos los días ha sido tan natural como comer. Su pasión por la animación nació del deseo de que sus creaciones cobraran vida. Se graduó en Animación y Efectos Digitales en 2015 en la Universidad de Monterrey (UdeM) y trabajó dos años como animadora y artista conceptual. Gabriela Martínez, colaboradora del Festival Internacional de Cine de Morelia charló con Deborah y esto fue lo que sucedió.

¿Cuáles fueron tus inicios como animadora?

Desde chiquitita creaba en mi cabeza muchos personajes, mi manera de plasmarlos siempre fue dibujando. Crecí en un ambiente rodeada de películas, entonces siempre quise que mi arte se moviera y con ver puras películas animadas, las historias, surgió mucha curiosidad y pasión por algún día hacer que mi arte se moviera. Empecé yo solita a investigar, hacía un montón de dibujitos moviéndose y empezaba con proyectos frame by frame, todo muy básico. Cuando entré a la UdeM hubo como un boom de animación y acá en Monterrey se abrió una carrera sobre eso, yo estaba súper feliz y me metí. Ahí empecé a aprender todo lo que era el 3D y pude tener más bases.

¿Cuáles eran esas películas que veías cuando eras niña que te hacían querer dibujar?

Todas las de Disney. Crecí en los noventas, entonces había muchas películas animadas y caricaturas. Había una explosión de estilos e historias diferentes que me emocionaba verlas porque imaginaba que mis dibujos un día podían hacer eso. Me encantaban las películas 2D de Dreamworks y luego cuando vi Toy Story (1995, John Lasseter) quedé fascinada con todo esto.

¿Cómo te imaginas en unos diez o veinte años, cuáles son tus planes a futuro?

Algo que siempre he querido hacer es abrir o ayudar a abrir un estudio de alta calidad en animación aquí porque los mexicanos tenemos un talento increíble y podemos hacer cosas igual de geniales que en otros países, entonces sí me gustaría poder ayudar a impulsar más la animación en México. Otra de mis metas personales es poder dirigir una película animada, quiero ser directora y es un sueño que estoy tratando de lograr.

¿Ya tienes pensada alguna historia que te gustaría contar?

Sí, como mencioné, me encantan las cosas sobrenaturales mexicanas y me gustaría ligarlo con la historia de nuestro país. Una de mis películas favoritas siempre ha sido El laberinto del Fauno (2006, Guillermo del Toro) precisamente por eso, combina la historia de la Guerra Civil Española con la fantasía y el horror; es algo que me emociona muchísimo y es algo que siempre he tratado de plasmar en mis historias. En particular me gustaría enfocarme más en historias de mujeres mexicanas que han dejado huella.

Compartir: