Cómo las películas de horror giran alrededor de los celulares

En la primera edición de SmartFilms México se lanzó la Categoría Horror y durante el proceso el jurado nos compartió algunas ideas que pueden funcionar si uno realiza un cortometraje de este género. Les compartimos ahora un texto con una de las miles de ideas que pueden ejecutar. Solo es un impulso para que su creatividad entre por esos oscuros laberintos de la mente y sorprendan a un público ávido del cine de horror.

Estos dispositivos han cambiado la forma en que las personas piensan, actúan y se comunican. Y como objeto inmaculado han tenido una participación activa en las películas de horror. Han formulado que muchos tópicos clásicos del género parezcan ridículos o inverosímiles, ¿tan clásicos que han pasado de moda?, y provocaron que en los últimos años aparezcan nuevas y creativas oportunidades para asustar.

El horror es un género que se nutre del miedo y el aislamiento (no podemos asustarnos si nos sentimos seguros) ¿Y qué es lo que hacen los celulares? Nos hacen sentir seguros. Pero veamos, el momento en que alguien entra a tu casa, puedes marcar el 911 y el operador te rastreará usando tu GPS. Los teléfonos celulares han tomado algo de la habilidad del horror para hacernos sentir solos, o en un caso normal, acompañados.

En películas y shows de horror, lo más fácil de ejecutar es que la batería se termine. A veces es figurativo, pero otras es literal. La ejecución funciona si se hace bien, pero hay otras formas en las que puede fallar. Ahora les mostraremos unos ejemplos más comunes del género alrededor del celular.

Sin señal

El truco más fácil. Por ejemplo, cuando los héroes han tratado de hablar para pedir ayuda, pero no sale la llamada. Esto funciona cuando la locación lo amerita o si algo sobrenatural aparece, la señal se bloquea… los fantasmas odian los celulares. 

Batería muerta

Es más realista porque le puede suceder a cualquiera. Sirve como señal o un aviso para checar un mapa o tomar una foto quizá. La idea de que morirá completamente es porque te dejará sin ayuda. El promedio real de carga es de nueve horas, pero en estas circunstancias dura 45 minutos. 

Pérdida

Cuando un teléfono se pierde, rompe o no sabes que pasó. Es una situación que se te sale de las manos. 

Parte de la historia

Una solución es contar la historia a través del celular. Solo recuerda esos aspectos técnicos que son sutiles pero deben cuidarse: la estabilidad y el sonido. Mucho mareo y poco audio es para asustar al propio director de la película. 

Créditos: Beth Elderkin

Compartir: